Conócenos

Las preguntas más frecuentes sobre educación financiera de 2021

04/10/2021, Cotizalia, EC Brands

Descargar noticia descargar noticia

Los jóvenes españoles suspenden en conocimientos sobre dinero, ahorro y finanzas. Están por debajo de la media de los países de la OCDE, según el último informe Pisa que señala, además, que la principal fuente de información son los padres. ¿De quién es la culpa de la falta de educación financiera en nuestro país? ¿Dónde se debería enseñar? ¿En casa, colegio, órganos de la Administración Pública?

“La educación financiera tendría que estar en los colegios, donde deberían enseñar a organizar un presupuesto, identificar los gastos asociados a una vivienda, hacer la declaración de la renta...”, afirma Rosa Duce, directora de Inversión de Deutsche Bank en España. La experta, no obstante, considera que la responsabilidad de la falta de educación financiera es compartida. “Unos, porque nos tienen que ayudar dando esta formación en las escuelas; otros, porque se tienen que preocupar en adquirirla. No damos a la educación financiera la misma importancia que al inglés, las matemáticas o la lengua, y eso es un error”. Duce también apela a la responsabilidad de los padres, como apoyo para hacer entender a los hijos qué es un presupuesto familiar ante un viaje o una universidad, por ejemplo.

Los problemas de la falta de educación financiera van desde contratar un producto inadecuado, el sobreendeudamiento o la falta de ahorro

Algunos de los problemas que acarrea la falta de educación financiera son desde contratar un producto inadecuado, meterse en una espiral de sobreendeudamiento o, simplemente, no darse cuenta de la necesidad de ahorrar e invertir a largo plazo. Pero, ¿Son los ciudadanos conscientes de las dificultades que implica la ignorancia en cuestiones financieras?

Con motivo del día de la educación financiera, y en colaboración con Deutsche Bank, desde El Confidencial recopilamos algunas de las preguntas sobre educación financiera que más han buscado los españoles en Google este último año, apoyándonos en las voces de algunos expertos para responderlas:

1.- ¿Cómo se calcula la pensión de jubilación?

Mensualmente 5.400 españoles acuden a Google para conocer la forma de calcular la pensión de jubilación. Aunque pueda parecer complejo, las fórmulas y tablas a utilizar están bien explicadas en la Seguridad Social y diferentes organizaciones publican simuladores para calcularla, ofreciendo además información del ahorro necesario.

El cálculo de la pensión tiene dos partes:

  • Primero es necesario obtener la base reguladora. Este año se obtiene multiplicando la base de cotización (aparece en la nómina y viene a ser el equivalente al salario bruto) por 288 meses (el número de mensualidades que hay en los 24 años de cotización previos a la jubilación, que son los que actualmente se tienen en cuenta para el cálculo), dividido entre 336 pagas (14 pagas anuales multiplicadas por los citados 24 años).
     
  • Una vez conocemos la base reguladora, se multiplica por los coeficientes establecidos en función de los años cotizados (mínimo de 15 y máximo de 36) para obtener la pensión exacta.

“No obstante, cuando intentamos calcular nuestra pensión a varios años vista, conviene recordar que en la cifra resultante no está descontado el efecto de la inflación, lo que puede conducir a ilusión monetaria si no se tiene en cuenta la pérdida de poder adquisitivo por efecto de la subida de precios”, advierte José Luis Manrique, director de Estudios del Observatorio Inverco.

2.- ¿Cómo calcular una hipoteca?

Las hipotecas ocupan otro de los puestos más altos en las búsquedas. Los españoles nos preguntamos si es mejor una hipoteca fija o variable o cómo se debe calcular. En cuanto a la fórmula de cálculo para las hipotecas, desde la Asociación Hipotecaria Española (AHE) explican que el prestatario se compromete a pagar una cuota constante, compuesta por la amortización de capital y el pago de los intereses. En el caso de que el interés sea fijo, la cuota se mantendrá constante siempre. Si hablamos de un tipo variable, la cuota se mantendría constante durante el tiempo en el que el índice no varía y se reformulará cuando sí lo haga.

La AHE señala que elegir una u otra “dependerá de la situación de cada prestatario”. Objetivamente la argumentación que da es que “el tipo de interés variable, que está en mínimos históricos, presenta el riesgo de variación, teniendo en cuenta que los plazos de los préstamos son largos y la evolución de los tipos no es predecible”. Por su parte, el tipo fijo “da certeza y seguridad de las cuotas a pagar durante toda la vida del préstamo, a cambio de un precio normalmente superior”.

3.- ¿Qué necesito para pedir un préstamo?Por lo general, para cualquier tipo de préstamo en una entidad bancaria se pide información sobre los ingresos y consultan la Central de Información de Riesgos del Banco de España para comprobar si el solicitante tiene más créditos y así constatar su capacidad de pago (en esta base no constan los minicréditos).

En todo caso, hoy en día se pueden conseguir cantidades pequeñas por internet con tan solo el DNI. Son los llamados microcréditos, préstamos rápidos (en cuestión de minutos). También se ha extendido el uso de tarjetas ‘revolving’, que funcionan como un crédito concedido con intereses superiores al 25% y “una gran complejidad en su amortización”, alertan desde la fintech Agencia Negociadora, que para el crédito al consumo recomienda “el tradicional del banco, que es el más seguro y el menos oneroso”.

4.- ¿Es un buen momento para invertir en Bolsa?

“No hay alternativa”, tal y como señalaba Rosa Duce: “En un mundo de tipos de interés cero, para tener rentabilidad hay que asumir algo de riesgo”, siempre teniendo en cuenta que la inversión en renta variable (acciones en Bolsa) es a largo plazo, que “no debemos sobrepasar su peso en nuestra cartera al riesgo máximo de pérdida que podemos asumir” y que hay que diversificar (no poner todos los huevos en la misma cesta) a nivel mundial.

“En un mundo de tipos de interés cero, para tener rentabilidad hay que asumir algo de riesgo"

Los expertos consultados recalcan que, para el inversor particular, la mejor manera de invertir en Bolsa es no hacerlo de forma directa, sino a través de fondos de inversión. “Quizás invertir en Bolsa directamente no permita al inversor aprovechar al máximo todas las posibilidades que genera la renta variable: siempre habrá mercados poco accesibles al pequeño inversor o productos poco aconsejables por su complejidad”, opina el responsable del Observatorio Inverco.

5.- ¿Es buen momento para invertir en Bitcoin?

Los expertos reconocen el “alto riesgo” que supone, ya que es un activo volátil y en fase expansiva. Desde el Observatorio Inverco, se apunta que “una mayor regulación puede relajar este riesgo. En cualquier caso, las inversiones de riesgo son perfectamente válidas siempre y cuando el inversor sea plenamente consciente de ello”.

En esta línea, Deutsche Bank opina que “no debería considerarse una alternativa para inversores con baja aversión al riesgo y con escasos conocimientos financieros”, porque es difícil predecir cuál va a ser su trayectoria en el futuro próximo cuando aparezcan en el mercado las divisas digitales de los bancos centrales, que sí que tienen respaldo de las autoridades monetarias. “En el futuro es posible que persistan a la vez ambas opciones, pero eso no implica que vayan a sobrevivir todas las criptomonedas que existen hoy en el mercado y, por supuesto, es imposible saber qué pasará con su precio”, recalcan desde el banco.

Otras cuestiones: cómo ahorrar luz

Si ponemos el foco en el ahorro doméstico, una de las preguntas más recurrentes en el último año han sido cómo ahorrar en la factura de la luz. El primer paso para conseguirlo, es entender qué pagamos en la factura: desde el pasado mes de junio entró en vigor una nueva estructura de la factura de la luz basada en la discriminación horaria para dar un mayor peso al término variable de la factura, que depende del consumo de energía, frente al fijo, que se refiere a la potencia contratada.

En todo caso, aplicando medidas de eficiencia energética, podemos ahorrar hasta un 30%. Por ejemplo, con un buen aislamiento térmico, uso de electrodomésticos con buena calificación energética, uso eficiente de la climatización, autoconsumo energético… Pregunta en tu comunidad autónoma, porque existen fondos de ayuda europeos para subvencionar entre un 35% y 100% obras de rehabilitación de viviendas y edificios dirigidos a mejorar la eficiencia energética. Por otra parte, y más allá de los consejos habituales como aprovechar las horas valle de la nueva factura, no dejar en modo “stand by” los aparatos electrónicos o usar bombillas de bajo consumo, cerciórate de que la potencia contratada es la que realmente necesitas.

< < Regresar
Solicitud Estudio gratuito
Banco de España
AECOSAN
Agencia Negociadora está inscrita con el nºD064 en el Registro de Intermediarios de Crédito Inmobiliario del Banco de España y con el nº 195/2011 en el Registro Estatal de Empresas de Intermediación de Contratos de Préstamo, previsto en la Ley 2/2009.