Conócenos

12 consejos para organizar el prespuesto para un viaje en vacaciones

08/02//2012, La Nación, Daniela Arce

Descargar en formato PDF   

En estas circunstancias es necesario saber cuánto dinero se tiene y se puede gastar, junto con estudiar detallamente el tipo de alojamiento y el transporte que más conviene utilizar. Para todo es necesaria una planificación, al igual que cuando se trabaja para realizar un proyecto. No crea que los aspectos personales deben carecer de una mente fría.

Es en este etapa del año que la mayoría de los ejecutivos se toma vacaciones. Y si con escaso tiempo se escoge el destino, bastante poco, entonces, queda para organizar el dinero. Y lo que parece tan esencial para cualquier proyecto, en este caso es de suma relevancia, porque el fracaso no sólo significará la pérdida de dinero, sino que provocará un alto nivel de frustración.

Se vuelve central, entonces, planificar el viaje tomando en cuenta todos los aspectos. Entre lo primero está el prever cuánto dinero se necesitará y se posee, luego podrá interesar qué destinos disponibles existen para el presuspuesto que se maneja. Tras estos detalles tendrá que enterarse de otros gastos como documentos necesarios, pasajes, alojamieno, transporte y compras. A su vez, es importante llamar al orden, donde se necesitará evaluar el utilizar o no una tarjeta de crédito o tener un viático para usar durante el día.

Y no es menor concentrarse y calular el gasto que un viaje en vacaciones conlleva. “Dentro de los porcentajes de endeudamiento, una persona debe considerar que del 100% de sus ingresos, 25% está destinado a la vivienda, 50% a los gastos tales como comida, transporte, alimentación, salud, educación, entre otros. Por lo que el 25% que resta se considera consumo y con ese 25% se deben cancelar las deudas que asuma la persona”, advierte Rodrigo Varela, gerente comercial de Agencia Negociadora de Productos Bancarios.

Porque nadie quiere fracasar en un período como este, pensado para descansar. Sin embargo, siempre existen asuntos que complican a más de uno, entre estos el no lograr desconectarse y la escasez de apoyo monetario de su empresa. Según Trabajando.com, a través de una encuesta a tres mil trabajadores en Chile, 37% de las personas logra alejar sus pensamientos de toda tarea de oficina, aun cuando el 13% dice no poder desconectarse porque su cargo al interior de la empresa se lo impide. A su vez, 76% respondió que no recibe bonificación alguna, mientras 24% dijo que sí.

pasos para planificar:

1.Cotizar: Durante el verano en el Sur de América Latina, varios deciden tomar sus vacaciones, fecha, por lo demás, donde las agencias de viajes, hoteles, líneas aéreas, suben los precios. Esto obliga a estudiar las alternativas antes de tomar una decisión. Luego, se debe asegurar de estar seguro de su elección, que debe haber surgido de un alto interés, ya sea familia o personal. Pero que en general sea una decisión consensuada.“Se deben establecer las prioridades adicionales a las básicas y el estilo de vida, que afecta la forma de satisfacerlas y por lo tanto, los recursos que se necesitarán para aquello”, dice Sonia Zurita, directora académica del MBA de Espae Graduate School of Management.

2.Fijar un presupuesto: Tiene que saber hasta cuánto puede gastar. Para esto, Zurita, explica que “una vez que conoza los costos en términos generales, debe hacer una lista de los valores que tendrá que asumir según el número de personas y días que durarán las vacaciones en ese destino”.

Si con el prespuesto que posee no se logra financiar el viaje, debe ver la opción de buscar financiamiento externo.“Existen diversas formas: a través de tarjetas de crédito en cuotas a precio contado y créditos de consumo, entre otros. Es necesario considerar en este punto, cuáles van a ser los ingresos futuros, pues en caso de no ser ordenado puede pasar unas vacaciones incríbles, pero complicadas una vez que termine y cuado tenga que comenzar a pagar las cuotas”, dice Varela.

3.Abrir una cuenta bancaria: Una de las recomendaciones de Christian Keen, coordinador académico de Finanzas de la uruguaya ORT, una vez seleccionado el destino y teniendo claro el presupuesto, es abrir una cuenta en un banco. ¿La razón? “Puede prevenir gastos excesivos que lamentaremos al volver de las vacaciones y puede servir como motivación adicional para proyectos de largo plazo”.

4.Priorizar los gastos: En verano se consume y gasta probablemente más de lo que se gasta en otros meses del año. Es necesario considerar cuáles son los gastos prioritarios y cuáles no. Por ejemplo, transporte, comidas y alojamieno, son gastos de mayor importancia. Varela, por ello, recomienda “darse gustos con criterio. En esta época surge la intención de distraerse, abstraerse de las rutinas y, de cierta manera, renovarse, estando dispuesto a gastar en cosas que durante el año no se gasta. Pero hay que evitar caer en despilfarro”.

5.Revisar con la documentación: Se tiene que contar con toda la documentación requerida por el país de destino. “Los requisitos comunes de visado y sanitarios tienen que chequearse en el sitio web de la embajada local del país destino. Esto debe formar parte del presupuesto de viaje, porque las visas pueden ser costosas y se puede invertir un tiempo significativo en su emisión. El mismo consejo aplica para los temas sanitarios. Adicionalmente, se puede consultar los “Travel Alerts” emitidos por algunos gobiernos como es el caso de Estados Unidos, Canadá y Australia, donde advierten a sus ciudadanos sobre los riesgos sanitarios y de seguridad de algunos destinos”, dice Nicolás Gambetta, coordinador académico adjunto de Postgrados en Contabilidad e Impuestos en ORT.

6.Comprar pasajes con antelación: Es recomendable comprar los pasajes con tiempo, con el fin de que estén rebajados. Keen recomienda sitios como Kayak.com y Travelocity.com, sitios web donde se comparan los precios de diversos recorridos. “No sólo realice búsquedas del tipo 'Origen y Destino'. Observe las escalas incluidas en esas primeras búsquedas y vuelva a realizar búsquedas por tramos. Muchas veces resulta más económico adquirir pasajes por tramos y no el que ofrece el motor de búsqueda en primera instancia. Puede evaluar viajar usando millas a un centro cercano a su origen y comprar pasajes desde ese punto hacia su destino elegido”, aconseja el especialista en finanzas.

Antes de comprar los pasajes indague sobre los planes de volador frecuente que tienen algunas aerolíneas. Al inscribirse antes de volar, se pueden generar millas con su vuelo, que luego serán de utilidad. Es necesario también averiguar los cargos por cambio de fecha en la tarifa elegida.

7.Escoger el alojamiento: Lo crucial es escoger un hotel bien ubicado y que tenga buena relación precio-calidad. Preparar un itinerario por día, de forma de saber con exactitud cuántos días y noches tendrá que permanecer en tal lugar. En Kayak.com también se pueden evaluar hoteles y ver cuáles cumplen con las necesidades. Luego de examinar, es conveniente revisar el sitio web para analizar que el hotel tenga tarifas más económicas que las obtenidas en el motor de búsqueda.

“Los hoteles suelen tener promociones especiales para diferenciarse de los intermediarios. Al igual que en el caso de las aerolíneas, las grandes cadenas de hoteles suelen estar asociadas a programas de volador frecuente de distintas aerolíneas. Suscríbase a los programas de fidelidad del hotel antes de realizar la reserva para acumular millas o puntos en forma inmediata. Evalúe los servicios que incluye la tarifa seleccionada: desayuno, media pensión, all-inclusive, acceso a spa o gimnasio, piscina, bar y restaurant”, recomienda Gambetta.

8.Elegir el transporte en el destino: Generalmente, los taxis ofrecidos por los hoteles tienen una tarifa mayor al taxi estándar. Es aconsejable acordar con un taxista local para el resto de la estadía. En caso de no ser seguro el destino, es ideal utilizar el servicio que brinda el hotel. Pero también es recomendable evaluar usar transporte público: los costos se reducen en forma significativa y en general permite conocer más de cerca el destino y las costumbres de sus habitantes. Pero también se debe estar alerta con algunos destinos, donde tomar un taxi puede ser riesgoso.

9.Viajar a sitios cercanos del lugar escogido (short-breaks): Contactar una agencia de viajes local en el destino resulta más económico que contratar paquetes internos desde su origen. Gambetta aconseja el buscar en internet agencias de viajes locales, las cuales se pueden contactar al llegar al destino para coordinar con dos o tres días de anticipación algún viaje a un sitio cercano al destino inicial, incluso, a países vecinos.

10.Comprar más económico: Para aquellos que no conciben viajar sin ir de comprar, es aconsejable indagar sobre la existencia de outlets en su destino. Generalmente en los hoteles pueden proporcionar cuponeras de descuentos válidas en centros comerciales locales.

11.Utilizar tarjetas de crédito y efectivo: Es conveniente llevar cambio en la moneda de origen. Esto, porque, en ocasiones, en el destino se suelen cobrar comisiones por la compra de moneda extranjera, sobre todo, en zonas turísticas. “Lleve consigo al menos dos tarjetas de crédito emitidas por distintas instituciones financieras para evitar inconvenientes. Existen tarjetas que no cobran comisión por compras realizadas en el exterior. Las mismas suelen ubicarse en el entorno del 3,5%. Es aconsejable preguntar por el tipo de cambio de la tarjeta de crédito, puede suceder que el tipo de cambio de la TC sea mas favorable que el de casa de cambio”, dice Keen.

12.Manejear dinero extra: Es vital en este tipo de circunstancias evaluar posibles imprevistos. Por ello, es útil planificar las actividades extras que incluirá el viaje. Estas pueden ser: entradas a museos, visitas a lugares turísticos, entradas a parques o lugares de atracción. “El tipo de vacaciones determinará que esto sea un rubro central o no. Si son las vacaciones de 'una vez en la vida' el gasto en conocer y acceder a estos lugares es probablemente el más significativo en el presupuesto. Si en cambio, son las vacaciones anuales a los lugares de descanso común, este gasto es un rubro más del grupo”, opina Zurita.

Pero no hay que olvidar que pueden ocurrir incovenientes que escapen del presupuesto planificado. Por ello, es útil tener un viático, cantidad de dinero extra. “Este debe incluir transporte, comidas y entradas a atracciones. En general, si viaja con la familia, hospedarse en una habitación con office (microonda, vajilla y frigobar) puede reducir en forma significativa dicho viático diario”, advierte Gambetta.

Descargar en formato PDF 

< < Regresar



 Compañía inscrita con el nº 195/2011
en el Registro Estatal de Empresas
previsto en la Ley 2/2009 de 31 de Marzo.
Solicitud Estudio gratuito