Los pecados capitales de los españoles a la hora de endeudarse

Los pecados de los españoles a la hora de endeudarse

El equipo de Análisis de Agencia Negociadora ha elaborado una relación de los fallos, errores y equivocaciones que cometen los usuarios financieros con más frecuencia. Se ha realizado a partir del examen de los últimos 750 expedientes de solicitud de agrupación de créditos.

Podría decirse que la mayoría de los fallos y situaciones que éstos acarrean se podrían evitar con algo de educación financiera y un poco de serenidad antes de tomar decisiones de endeudamiento; pero también es verdad que en un momento de dificultad o presión cualquiera puede fallar. Les pasa también a personas con formación superior en general, y financiera en particular. Sea como sea a veces la bola del malendeudamiento se hincha hasta que llega la hora de poner solución al problema a través de un programa integral de ordenamiento financiero personal o familiar.

Un rasgo común es que muchas personas, a la hora de informarse sobre temas económicos, acudan primero a familiares o amigos y no a expertos. Personas que creen tener conocimientos y que la mayoría de las veces ejercen una mala influencia. A veces es peor una mala información que ninguna información.

Ránking de malas prácticas financieras personales:

1.- Descontrol en los gastos corrientes.

Suele ser el origen de todos los problemas. Observamos claramente cómo hay casos en los que no existe ningún tipo de control sobre los gastos mensuales. No existe un presupuesto para poder organizarse y tener un colchón para no tener que endeudarse con financiaciones urgentes cuando surgen imprevistos. Luego viene la bola.

2.- No entender qué es una financiación y para qué sirve

Esto quiere decir que se empieza financiando caprichos y se acaba pagando a plazos los gastos corrientes, de lo que se derivada un incremento constante de la deuda. Por ejemplo:

  • Financiar el pago mensual de los préstamos personales con el uso de las tarjetas de crédito.
  • Realizar reformas en el hogar utilizando tarjetas de crédito y préstamos rápidos.
  • Financiar el día a día con el uso de tarjetas encontrándose con más de 15 financiaciones.
  • Malendeudarse usando sólo tarjetas de crédito revolving para los gastos cotidianos.
  • Solicitar tarjetas para inversiones de gran importe (reformas, estudios de los hijos) en vez de un préstamo personal, mucho más flexible y barato.

3.- El extra endeudamiento

  • Se refiere a clientes con muchísimas financiaciones adicionales a su hipoteca, que no son de importes elevados pero que convierten en caótica su organización financiera. Hemos visto clientes con más de 25 financiaciones extra. Son clientes que piden sobre todo tarjetas de crédito para pagar otras tarjetas. Cuando se dan cuenta del problema muchas veces es tarde e inevitablemente incurren en impagos y prácticamente se les cierra la posibilidad de acceder a ningún tipo de financiación.
  • Clientes que solicitan microcréditos de pago único para el pago de recibos de préstamos. Paga los microcréditos solicitando otros microcréditos.
  • O algún pensionista con hipoteca y además 19 financiaciones.

4.- No conocer el mecanismo de las demoras de los pagos

  • Pagar con retraso los recibos, generando intereses de demora, porque el banco se los cobra sólo cuando le llega la nómina.
  • Dejar de pagar los recibos de la hipoteca para que su banco renegocie las condiciones con ellos.
  • Clientes que impagan premeditadamente sus financiaciones, mal asesorados por gente de su entorno, quienes les indican que procediendo de esa manera es muy fácil que los bancos les escuchen y les autoricen operaciones que antes no les querían hacer. La realidad que en el momento que un cliente tiene impagos, se le cierran las puertas para obtener nueva financiación.

5.- Pensar que los intereses de una financiación se calculan sobre el principal y se asignan a partes iguales a cada cuota

Calculan el interés sobre el total del préstamo y dividen la suma con el principal entre las cuotas, con la sorpresa de que lo que finalmente se paga es muchísimo más de lo que se había previsto.

6.- Mezclar la actividad profesional (autónomos) con lo personal

Esto es, confundir la caja con el beneficio y convertir la deuda de la actividad profesional en deuda personal. En muchos casos hay que cancelar financiaciones para furgonetas, ICOs, etcétera, con una hipoteca.

</p
< < Regresar
Solicitud Estudio gratuito
Banco de España
AECOSAN
Agencia Negociadora está inscrita con el nºD064 en el Registro de Intermediarios de Crédito Inmobiliario del Banco de España y con el nº 195/2011 en el Registro Estatal de Empresas de Intermediación de Contratos de Préstamo, previsto en la Ley 2/2009.