Conócenos

La banca rechaza y ve innecesario poner topes a las hipotecas variables

24/09/2022, El Economista, Alba Brualla

Descargar noticia descargar noticia

La subida de tipos impulsada desde el Banco Central Europeo ha llevado al Gobierno a sentarse con la banca para negociar medidas que alivien la situación de muchas familias que en los últimos meses han visto incrementarse el coste de sus hipotecas.

Podemos y algunos partidos de la oposición han llevado sus propuestas al Congreso con medidas que van desde establecer un tope temporal a la subida de las hipotecas de tipo variable, hasta aprobar una deducción fiscal temporal y extraordinaria para compensar una parte de la subida.

A falta de que el Ejecutivo concrete en que línea se están moviendo las conversaciones en las reuniones con la banca que confirmó la propia vicepresidenta primera, Nadia Calviño, las fuentes financieras consultadas por este medio se muestran asombradas de que con el panorama actual se estén buscando ya medidas de contención. Así, recuerdan que "el sector financiero es fundamental para la economía del país" y "no es bueno generar incertidumbres y que esté constantemente cuestionado". "Somos un sector preparado y todo lo que signifique mermar nuestra capacidad de respuesta no es bueno para nadie", apuntan.

En esta línea recuerdan que en 2012 se creó el Código de Buenas Prácticas, que es un mecanismo al que cualquier persona puede acudir si su situación económica le impide pagar la hipoteca, de forma que el banco aplicará diversas medidas para reestructurar su deuda y que pueda asumir las cuotas.

"Este código ha demostrado ser eficaz y fundamental en una situación de estrés como fue la crisis financiera y también durante la crisis del Covid". "Ha funcionado muy bien, está muy tabulado para los casos de vulnerabilidad y los bancos ya tienen muy estructuradas las distintas respuestas como las reestructuraciones o quitas. Se trata de un instrumento muy válido al que se ha adherido toda la banca", explican las mismas fuentes, que creen que con esta herramienta el sector es capaz de responder a los problemas que puedan surgir.

Limitar las subidas

Una de las propuestas que ha creado una mayor controversia entre los expertos del sector financiero e inmobiliario es la de Podemos, que quiere establecer un tope temporal a la subida de las hipotecas de tipo variable para proteger a las familias vulnerables ante la subida del Euríbor. En la práctica esto supondría la reducción de hasta 150 euros en las cuotas mensuales. Concretamente, según han apuntado fuentes de la formación, el planteamiento es que los bancos ofrezcan obligatoriamente a sus clientes la posibilidad de acogerse a una reducción en sus créditos hipotecarios. Así, durante un año el diferencial de las hipotecas de tipo variable sería de un 0,10%, sin aumento del plazo de amortización del crédito.

Fuentes financieras recuerdan que los tipos hasta hace poco estaban en negativo y siguen en niveles "muy bajos desde el punto de vista historico y en términos absolutos". Por tanto "Creemos que aún es muy pronto para plantearse cualquier tipo de medida de control y que es innecesario puesto que ya tenemos herramientas que funcionan".

Más allá de si es una medida necesaria en la actualidad, Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de APCEspaña, recuerda que los bancos hace ya bastante tiempo que por motivo de la crisis de 2008 realizaron una acción comercial y sustituyeron las hipotecas de tipo de interés variable por la de tipo fijo.

"El porcentaje de la cartera hipotecaria que tiene cada entidad a tipo fijo es superior a la de tipo variable, 60% versus 40%, aunque depende de cada entidad. Además, al ser las hipotecas de tipo variable las más antiguas, es decir las que más amortización realizada tiene, la cantidad de intereses que tiene que pagar el cliente es pequeña. Por ello creo que una política de topar precios no es la adecuada, parece mas indicado un aplazamiento de esa cantidad y hacer prorrogas·, explica el directivo.

Según Luis Javaloyes, CEO de Agencia Negociadora, lo que propone Podemos "es inviable por ilegal". Así, apunta que "sería posible cambiar la legislación española para darle cobertura, pero no tiene en absoluto encaje en el marco de la legislación europea. Así lo han confirmado desde el propio Gobierno". Javaloyes destaca que "iría en contra de los objetivos de la política monetaria del Banco Central Europeo. La subida de tipos tiene una finalidad concreta que es atajar la inflación y los Estados miembros no se pueden dedicar a adoptar medidas que lo desvirtúen".

Laura Martínez, portavoz de iAhorro, destaca además "es un poco complicado obligar a los bancos a ofrecer este tipo de interés cuando se ha firmado previamente un contrato hipotecario supervisado por un notario en el que se detallaba que la hipoteca que se estaba firmando era variable y que sus cuotas fluctuarían en función del índice de referencia, en este caso el euríbor". "Esta es la diferencia entre una hipoteca fija y una hipoteca variable. Tomar esta medida es como eliminar a las hipotecas variables del mercado, para eso otra opción sería el prohibirlas así los clientes nunca estarían expuestos a las subidas del indicador", apunta la experta.

Por su parte, Antonio de la Fuente, Managing Director Corporate Finance de Colliers coincide en que se trata de "una medida de imposible aplicación práctica y que solo puede estar destinada a captar el interés del electorado con el objetivo de ganar votos de forma temporal. Demuestra un profundo desconocimiento de cómo funcionan los mercados hipotecarios". Así, concreta que "los dueños de estas hipotecas no son los bancos, son los ahorradores que las han adquirido en forma de cédulas hipotecarias referenciadas al Euribor. Limitar la revisión del Euribor supondría socavar la confianza en las decenas o cientos de miles de millones de euros del mercado de cédulas del hipotecario español y abrir la puerta a que todos estos compradores nos pudieran demandar en tribunales internacionales (incluso por el BCE que ha adquirido emisiones de cédulas hipotecarias)".

Reducción fiscal

Otra de las propuestas que ha llegado en los últimos días al Congreso fue por parte de la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, que plantea "aprobar una reducción fiscal extraordinaria para compensar al menos una parte de esta subida que están sufriendo las viviendas y las hipotecas de vivienda habitual".

Al respecto, David Gutiérrez, Financial Business Trainer en Grocasa, considera que "la medida que propone Ciudadanos, trasladaría el coste de la ayuda en vez de a los bancos como sería en el caso de la propuesta de Podemos, al presupuesto del Estado mediante una deducción fiscal de carácter temporal". Así, el experto concreta que "al no afectar a las entidades financieras, no debería afectar al mercado hipotecario e inmobiliario".

< < Regresar
Solicitud Estudio gratuito
Banco de España
AECOSAN
Agencia Negociadora está inscrita con el nºD064 en el Registro de Intermediarios de Crédito Inmobiliario del Banco de España y con el nº 195/2011 en el Registro Estatal de Empresas de Intermediación de Contratos de Préstamo, previsto en la Ley 2/2009.